El National Water Research Institute (NWRI) ha publicado recientemente un informe técnico editado por la Water Environment & Reuse Foundation (WE&RF) y titulado “Risk-Based Framework for the Development of Public Health Guidance for Decentralized Non-Potable Water Systems“. El informe ofrece a los funcionarios de salud pública diversas orientaciones para el desarrollo de programas destinados a gestionar y supervisar los sistemas descentralizados de provisión de agua regenerada no potable. El NWRI se ha ocupado de coordinar un panel de expertos, como parte del proyecto patrocinado por la WE&RF, la Water Research Foundation y la Comisión de Servicios Públicos de San Francisco. La misión del panel de expertos ha sido realizar una revisión especializada de las facetas técnicas, científicas y reglamentarias propias de los sistemas hídricos descentralizados. El informe de 148 páginas contiene información útil tanto para los reguladores locales y estatales, tales como las agencias de salud pública comarcales responsables de otorgar los permisos de ese tipo de instalaciones, como para los servicios públicos locales y los promotores privados, encargados de evaluar los aspectos relativos al diseño e implantación de ese tipo de sistemas descentralizados.

Los sistemas descentralizados de agua no potable (DANP) se utilizan para recoger, tratar y reutilizar agua obtenida de fuentes locales (escorrentía de tejados, aguas de lluvia, aguas grises y aguas residuales) para diversas aplicaciones no potables en edificios individuales, manzanas de edificios y barrios enteros. Las orientaciones contenidas en este informe han de promover una adopción más amplia de este tipo de sistemas, ofreciendo consejos relativos a sus formas de gestión, sus objetivos del tratamiento y su vigilancia sistemática. El objetivo último de todo este proceso es asegurar la protección de la salud pública. El informe incluye un marco de evaluación del riesgo con el que desarrollar las orientaciones de salud pública aplicables a estos sistemas, centradas en los siguientes aspectos:

  1. Las tasas logarítmicas (log10) de reducción (TLR) de patógenos que deben asegurarse mediante los procesos de tratamiento.
  2. El diseño necesario para alcanzar esas tasas logarítmicas de reducción (TLR).
  3. Las técnicas fiables que deben aplicarse para su gestión y su vigilancia sistemática.
  4. Las técnicas fiables que deben adoptarse para otorgar los permisos y realizar el seguimiento informativo.

La adopción de las orientaciones contenidas en este informe ha de permitir asegurar los beneficios siguientes:

  1. Proporcionar a los reguladores la asistencia necesaria para desarrollar programas capaces de completar un diseño y explotación pragmáticos de este tipo de sistemas.
  2. Proporcionar las orientaciones necesarias para seleccionar las TLR de patógenos aplicables a la fuente de agua disponible y al uso final previsto para el suministro de agua no potable resultante.
  3. Proporcionar un marco flexible capaz de a) adaptarse a la nueva fuente de agua y sus nuevos usos finales y b) modificarse en función de la experiencia conseguida durante la explotación de los sistemas DANP y los progresos realizados en los enfoques y las metodologías destinadas a estimar el riesgo basado en las TLR.