Tras la intensa sequía que afectó a California durante los años 1975-77, llegaron las intensas lluvias del invierno de 1977-78 que llenaron de agua los ríos, los lagos y los embalses, y depositaron cantidades sin precedentes de nieve en las montañas. Con objeto de asegurar que el público no recuperaba una falsa sensación de seguridad hídrica y olvidaban el carácter árido del Estado, Metropolitan Water District (MWD), el proveedor en alta de más de 20 millones de personas en el sur del Estado, publicó una sencilla Guía sobre cómo ahorrar agua cuando se practica el riego de jardinería, especialmente en entornos domésticos.

La Guía titulada “Cómo mantener un jardín verde en un Estado secopuede descargarse en este enlace.